El entrenamiento del UNO...por Fernando Argila

Cuando jugaba ya sabía que quería ser entrenador, no de porteros, por que en esa época no existían, pero si tenía claro que quería seguir en esto del fútbol y me fijaba en cosas que otros compañeros no lo hacían, quizás la afición me viene por que antes que a jugar empecé a ver a mi padre entrenar, tenía siete años y mi padre entrenaba al R.C.D Espanyol de Barcelona y ahí fue cuando me empezó a gustar lo de defender los tres palos, siempre al final de cada entrenamiento mi padre se quedaba con los tres números UNO de los cuales recuerdo perfectamente los nombres a pesar de que ya han pasado más de 45 años, eran: Carmelo (padre de Andoni Cedrún), Bertomeu y Piris. Era la parte del entrenamiento que más me gustaba y de la única que me acuerdo, mi padre colocaba dos picas, entonces eran de hierro, en un lateral del desaparecido campo de Sarria y ahí se quedaba 35-40 minutos con los porteros y yo mirando y como no, cuando acababa con ellos siempre me tiraba unos cuantos balones a mi.
Tengo que decir que mi padre fue UNO, quizá por eso le gustaba quedarse a entrenarlos. Por eso os digo que es una pasión y esa pasión me ha llevado a entrenar números UNO que juegan en un mayor nivel que en el que yo logré jugar. El UNO es un tipo privilegiado en un juego tan apasionante como es el fútbol, además de poder jugar en todas las partes del campo como el resto de sus compañeros puede jugar en una zona del campo, con las manos, a partir de esto tenemos que empezar a pensar en el entrenamiento del portero. Personalmente me gusta tener un estudio psicológico de la persona con la que voy a trabajar, por que nunca hay que olvidarse que estamos con seres humanos que sufren, que padecen, que tienen alegrías, que tienen familias, que tienen miedos y que no son robots, aunque sean profesionales y vivan de esto. De esta manera tardo menos en darme cuenta de con quién estoy trabajando y cuales son esos aspectos que a simple vista no se ven. Cuantas veces nos hemos encontrado con deportistas que entrenan fenomenalmente y no compiten bien, esto también forma parte del entrenamiento del UNO, la parte psicológica. La parte psicológica es muy importante en el portero, en el que juega y en el que no juega. ¿Como haces para que estén siempre preparados los chicos que no juegan?, por que el resto de la plantilla, unos más unos menos, juegan. Pero hay números UNO que no juegan nunca. ¿Como lo convences para trabajar? A lo mejor el titular ha tenido una mala actuación en el partido pero, éste sabe que el entrenador lo va a seguir poniendo. Como le explicas, cuando te dice:” ¿quién me va a fichar a mi la próxima temporada si no he jugado ningún partido o muy pocos en esta?” para que el UNO siga entrenando con la misma ilusión y convencerlo que trabaja para él y que tiene que estar preparado para cuando le llegue la oportunidad para jugar, que siempre llega, generalmente cuando menos la espera, por eso yo les digo que hay que estar siempre preparados sobre todo cuando saben que no van a jugar. Por eso necesito saber el perfil psicológico del jugador, para trabajar en la parte mental, lo ideal es que el club disponga de departamento de psicología deportiva, pero en el caso de que no lo tenga tenemos que prepararnos para poder trabajar la parte mental del jugador tan importante como las demás.
Si hablamos de la parte física, para mi muy importante, el UNO tiene que ser un atleta, para mí, tiene que ser un jugador fibrado, como máximo 9 de grasa, elástico, fuerte, rápido etc. Todo esto se consigue con un buen trabajo en colaboración con el preparador físico, en el manejo adecuado de las cargas, sin olvidar la nutrición y la forma de vida. Muy importante el trabajo de gimnasio con pesas que tiene que ser diferenciado del resto de jugadores del equipo por que las necesidades son otras, también los trabajos en campo con lastres o elásticos con sus correspondientes transferencias al igual que en los trabajos del gimnasio. Personalmente me encanta trabajar la fuerza en arena por que además trabajas el fortalecimiento de los tendones y con ello el de las articulaciones disminuyendo el índice de lesiones, tan importante para un jugador de fútbol. Uno se imagina que en el fútbol profesional no se va a encontrar con carencias técnicas, pero la realidad es otra. Sobre todo de deficiencias en el manejo de los pies. Personalmente trabajo todos los días el manejo del juego con los pies, pues como ya sabréis es importantísimo en el juego del UNO en el fútbol de hoy. Todos los días, si o si, trabajo control y pase pues en el partido se suceden muchas veces estas dos acciones técnicas con el pie, después de un buen control siempre hay un buen pase y después de un mal control puede haber una situación de gol y hasta una lesión. Lo mismo con las acciones técnicas con las manos hay que trabajarlas siempre, blocajes, despejes, saques, etc. y corregirlas si es necesario. Para todo esto es muy importante la ayuda del vídeo en los entrenamientos, ahí es donde el UNO se da cuenta de sus errores y también se va dando cuenta a través del tiempo como los va corrigiendo. En lo referente al trabajo táctico individual lo estamos trabajando en cualquier acción combinada que hacemos en el entrenamiento con el portero, por ejemplo en un ejercicio de control y pase (técnico) le añadimos abrir una línea de pase o hacer un apoyo al jugador que le dimos el balón, estamos convirtiendo el ejercicio en táctico y si le añadimos ritmo y velocidad de movimiento lo transformamos en un trabajo físico-técnico-táctico. En lo que se refiere al trabajo táctico colectivo, lo primero que le tenemos que indicar es en la forma que va a jugar el equipo y no solo me refiero al sistema si no a donde se va a realizar ese sistema, al técnico le puede gustar jugar más adelante o más atrás. Para mi el UNO tiene que manejar el equipo desde su posición privilegiada (tiene delante de él a los 21 jugadores restantes y al balón) y trabaja con frecuencia cardiaca baja, ordenar a sus compañeros, no solo cuando no tienen el balón si no también cuando lo tienen, cuantas veces tienen el balón los centrocampistas y los centrales no tienen referenciadas las marcas, perdida de balón situación de uno contra uno posible jugada de gol y teníamos el balón nosotros. Lógicamente todo esto lo tiene que trabajar con el grupo, pero también es muy bueno para poder trabajar este apartado, el vídeo del partido por eso tratamos de filmar todas las acciones defensivas, para que el portero vea su comportamiento durante el partido y se de cuenta que es mucho mejor evitar que tener que intervenir. Tiene que manejar la defensa tácticamente, tiene que ver que ocurre en el lado contrario al de por donde nos están atacando, ver quién llega, donde está el lateral, mandarlo a cerrar, quién entra por el centro, no todos los porteros manejan estas situaciones y son importantísimas por que generalmente son goles. Esto también hay que trabajarlo y mucho. Y ya que hemos hecho mención al vídeo le hemos de dar información del rival y a mi incluso me gusta (si el equipo marca al hombre en las jugadas a balón parado), tener su opinión sobre quienes de nuestros posibles jugadores serían los más adecuados para marcar a los posibles rivales, por que no hay que olvidar NUNCA que el que juega es él y el que tiene que sentirse seguro es él y el primero que no quiere recibir goles es él. Normalmente esto lo vemos el viernes y después el día de partido acabamos de concretar las marcas (en nuestro equipo el tema de los marcajes lo llevo yo) por eso quiero que intervenga el número UNO. Lo mismo hago si el equipo defiende la estrategia en zona, junto con él por características del rival y propias colocamos a los jugadores. Lo mismo en las barreras de los tiros libres tanto laterales como frontales. En un partido el primero que no quiere recibir gol es el número UNO, por lo tanto hagamos que sea participe y de su opinión. Mando un abrazo a todos los visitantes de este magnífico blog. El tema sobre el que me pidió Echevarria que hiciera un artículo es para escribir un libro y yo lo he tenido que hacer en unas pocas líneas, pido disculpas por que yo no soy un buen escritor, me explico mejor en el campo con un balón y un número UNO.
Si os ha gustado se lo decís a vuestros amigos y si no os ha gustado decírselo a vuestros enemigos.

FERNANDO ARGILA ....desde Ioannina (Grecia)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sencillo de entender y ameno de leer. Gracias por tu aportación, es una reflexión interesantísima. Un saludo desde Murcia, Martín Ruiz S.

nando13 dijo...

Gracias Martín, me alegra que te haya gustado y sobre todo lo que has dicho de que es meno de enteder. Un abrazo y a tú disposición.